Aceite de oliva,  Salud

El aceite de oliva, una ayuda eficaz contra el Alzheimer

Hoy trataremos los beneficios que puede aportar el aceite de oliva virgen extra a nuestro sistema neurológico.

Una investigación realizada en la Universidad Temple de Filadelfia ha concluido que consumir aceite de oliva virgen extra ha reducido en ratones dos indicadores característicos de la enfermedad de Alzheimer. Vamos a analizar un poco lo que supone este descubrimiento.

Aceite de oliva
Numerosos estudios avalan el aceite de oliva

Los investigadores de la universidad observaron que el aceite de oliva podía proteger la memoria y la capacidad de aprendizaje, descubrieron que los ratones que lo consumían veían reducida la formación de placas de betas-amiloide y de ovillos neurofibrilares en el cerebro; Ambos marcadores resultan ser indicativos muy característicos de la enfermedad de Alzheimer.

Una vez alimentados de manera regular con aceite de oliva y tras haber superado los nueve meses de edad, los ratones se sometieron a varios test cognitivos y, de acuerdo con los resultados, los ratones que incluyeron aceite de oliva virgen extra mejoraron la puntuación en todas las pruebas destinadas a evaluar su memoria funcional, su memoria espacial y su capacidad de aprendizaje.

 

¿Podría curar además de prevenir?

Aunque se ha comprobado, estudios científicos mediante, que el aceite de oliva es la estrella de la dieta mediterránea y el ingrediente responsable de proteger al cerebro del deterioro cognitivo asociado al envejecimiento, todavía estamos lejos, por desgracia, de encontrar una cura definitiva a tan terrible enfermedad.

Lo importante es destacar que el aceite de oliva virgen extra aporta numerosos beneficios a nuestro cerebro y que, desde luego, ayuda a prevenir múltiples problemas de memoria y cognitivos que normalmente van apareciendo con los años. Si nos acostumbramos a incluirlo en nuestra dieta en lugar de mantequillas o aceites vegetales de menor calidad nuestra mente lo agradecerá, especialmente en edades avanzadas, que es cuando los descuidos que hayamos tenido a lo largo de la vida suelen pasar factura.