ACEITE DE OLIVA COMO HIDRATANTE LABIAL
Belleza,  Salud

Aceite de oliva como hidratante labial

El aceite de oliva es mundialmente apreciado por su intenso sabor y por los beneficios que aporta a nuestro organismo. Ayuda a prevenir muchas enfermedades y dota de buena salud nuestro cuerpo. Sin embargo, otra de las facetas del aceite de oliva, es que es un gran aliado en la belleza y protección de la piel.  Gracias a sus propiedades, podemos utilizar el aceite de oliva como hidratante labial.

Condiciones meteorológicas como el frío, el sol o la falta de humectación son sólo algunos de los principales enemigos de los labios, cuya piel es muy delicada y extremadamente sensible. También malos hábitos como el fumar o no beber la suficiente cantidad de agua , hacen que nuestros labios sufran deshidratación, sequedades o dolorosas grietas. Esta zona del rostro es propensa a dañarse con facilidad, ya que no tiene melanina. Por esta razón son más vulnerables a los rayos UVA por la exposición excesiva al sol.

No necesites gastar mucho dinero en productos de cosmética para conseguir unos labios nutridos. El Aceite de oliva es una de las mejores hidratantes que hay. Y es que es rico en ácidos grasos saludables, que aportan a la piel, de forma inmediata, una gran hidratación y nutrición. Con extender unas gotas de aceite de oliva por los labios, es más que suficiente para notar mejoría.

Es un producto que puedes utilizar incluso diariamente. De hecho, muchas personas lo emplean en lugar de vaselinas, cacaos o bálsamos labiales.

Propiedades del aceite de oliva como hidratante labial

  • Hidrata los labios y los mantienen húmedos
  • Repara los tejidos dañados de la piel
  • Cura labios secos y agrietados
  • Cuidar los labios acostumbrados al maquillaje
  • Da luminosidad y brillo
  • Combinado con azúcar, actúa como perfecto exfoliante

Remedios naturales para labios secos y sanos

Lo recomendable es utilizar aceite de oliva virgen extra, puesto que es el mejor aceite y el más saludable. tiene un efecto especial en los labios, porque les aporta brillo y suavidad. Con este tipo de productos también añadimos nutrientes y vitaminas que son necesarios para que la piel recupere su esplendor.

A continuación veremos algunos remedios naturales para labios secos que puedas utilizar tanto diariamente como para solucionar problemas puntuales de mayor sequedad.

Solo aceite de oliva

Para aplicarlos, sencillamente, moja tu dedo o un bastoncillo de algodón en el aceite que hayas elegido y cubre bien tus labios varias veces al día. Dejamos actuar hasta que todo el aceite haya sido absorbido.

Aceite de oliva y aguacate

El aguacate es otro de los productos más utilizados como remedio natural en belleza. Su poder está en las grasas naturales de la pulpa, así como en su contenido de vitaminas A y C, que ayudan a hidratar y a la producción de colágeno.

La mejor manera de utilizarlo es hacer como una mascarilla. Pela el aguacate y corta su pulpa en trocitos. Añade unas gotas de aceite de oliva. Mezcla bien los dos ingredientes. Si es necesario tritura hasta que quede una crema untuosa. Esta mezcla es la que tienes que aplicar sobre los labios como una mascarilla y dejarla actuar entre 15 y 20 minutos. Pasado este tiempo, solo tienes que aclarar con agua templada.

Patata, aceite de oliva y leche

La patata contiene agua que sirve para humectar la piel y cicatrizar heridas. Es perfecta para labios dañados.

Se puede hacer una mascarilla con 1 patata, 1 cucharada de aceite de oliva y una cucharada de leche. Pela la patata, corta en cubos y cocina con un poco de agua hasta que esté tierna. Cuela y mézclala con la leche y el aceite. Haz un puré suave, pero consistente. Espera a que se enfríe y unta en los labios. Deja que actúe durante 30 minutos antes de retirar con agua tibia.

Azúcar con aceite de oliva

El azúcar es un buen exfoliante, pero debes utilizarlo con cuidado y sólo si tus labios no sangran ni están demasiado resecos. Puedes formar un exfoliante casero efectivo, con 1 cucharada de azúcar y una cucharada de aceite de oliva. Pon en un plato el azúcar y vierte el aceite. Mezcla bien para formar una pasta granulada. Puedes añadir más de uno u otro ingrediente hasta conseguir la consistencia deseada. Aplica sobre los labios agrietados con suaves masajes y enjuaga con agua tibia. Para finalizar, aplica una crema hidratante labial o manteca de karité.