Salud,  Trucos

Aceite de oliva como laxante natural

El aceite de oliva es una de las grasas saludables que podemos incluir en nuestros alimentos, ayuda a combatir el estreñimiento. Debes conocer las maravillosas propiedades laxante del aceite de oliva y su capacidad para mejorar la digestión y regular el tránsito intestinal.

El estreñimiento es una afección que puede estar provocada por muchos factores, como malos hábitos alimentarios, deshidratación, llevar una vida sedentaria, el embarazo, el estrés excesivo, etc., y puede acarrear el padecimiento de síntomas muy molestos, además de evacuaciones de heces difíciles y dolorosas. Si los desechos permanecen en nuestro intestino durante mucho tiempo, el colon absorberá el agua de los mismos, lo que hará que el movimiento intestinal se vuelva difícil y doloroso.

El aceite de oliva está considerado por muchos el mejor remedio contra el estreñimiento dentro de los productos natural. Y es que además de ser un alimento muy nutritivo fundamental en la dieta mediterránea, nos ayuda en las digestiones.

El aceite de oliva virgen extra actúa como un laxante suave natural muy beneficioso en caso de estreñimiento leve. Además de incluirlo en la dieta diaria para aprovechar todas sus propiedades, también se puede utilizar como remedio natural para tratar el tránsito intestinal lento y favorecer la evacuación de las heces.

Beneficios de tomar aceite de oliva para el estreñimiento

  • Regula el tránsito intestinal. El aceite de oliva es rico en vitaminas E y K, ácidos grasos omega 3 y 6, hierro y antioxidantes, los cuales son excelentes para mejorar el proceso de la absorción y la digestión de los alimentos que ingerimos.
  • Ablanda las heces. El consumo habitual de aceite de oliva ayuda a ablandar las heces duras, logrando así que las evacuaciones no sean tan difíciles y produzcan dolor u otras condiciones, como hemorroides, por ejemplo.
  • Disminuye la inflamación intestinal. También es un producto que favorece la relajación del intestino y evita su inflamación e irritación. De esta forma, se permite que las heces se muevan con más facilidad y se alivie el malestar abdominal asociado al estreñimiento.

Remedios caseros del AOVE como laxante

Existen diferentes maneras de usar aceite de oliva, solo o en combinación, para tratar el estreñimiento:

  1. Aceite de oliva en ayunas. Consume 1 cucharada de aceite de oliva con el estómago vacío en la mañana, y repite lo mismo antes de acostarte. Sigue este método diariamente, por una semana o más hasta que obtengas alivio.
  2. Bebida laxante de aceite de oliva para el estreñimiento. En este remedio, puedes agregar aceite de oliva a otro ingrediente que también tiene las propiedades para prevenir el estreñimiento. Mezcla 1 cucharada de aceite de oliva con leche, café, zumo de frutas o zumo de perejil. Bebe con el estómago vacío o antes de acostarte. Repite el proceso cuando sea necesario.
  3. Aceite de oliva con limón. La combinación de limón y aceite de oliva previene la sequedad en el colon, lo que ayuda a que las heces se muevan fácilmente. Combina 1 cucharada de aceite de oliva y 1 cucharadita de jugo de limón. Consúmelo antes de ir a la cama. Repite regularmente.
  4. Aceite de oliva con yogur. Agrega 1 cucharada de aceite de oliva en una taza de yogur. Revuelve bien y bébelo. Repite el proceso 3 veces en un día.
  5. Aceite de oliva con frutas rica en fibra. Rocía 1 cucharada de aceite de oliva en 1 o 2 tazas de fruta picada o ensalada de frutas. Cómelo con el estómago vacío todos los días. Repite el proceso diariamente.
  6. Aceite de oliva con pimienta negra y ajo. Combina 1 cucharadita de aceite de oliva, 2 – 3 cucharaditas de Cúrcuma en polvo, una pizca de pimienta negra y 1 diente de ajo (aplastado). Mezcla bien los ingredientes y guárdalos en un recipiente hermético en el refrigerador.
  7. Masaje de aceite de oliva. La piel absorbe el aceite de oliva y el masaje reduce el dolor y la incomodidad causada por las heces duras. Vierte 4 – 5 gotas de aceite de oliva cerca del ombligo en el estómago. Masajea suavemente con movimientos circulares durante 5 minutos o hasta que la piel absorba completamente el aceite. Repite el proceso dos veces en un día.
  8. Enema de aceite de oliva. Si ninguno de los remedios funciona, entonces el último recurso es intentar un enema. Tiene que realizarse bajo la estricta supervisión de un profesional de la salud. El enema es un proceso donde se bombea líquido hacia el colon, lo que suaviza las heces y acelera las deposiciones. En 1,5 litros de agua tibia, agrega 2 cucharadas de aceite de oliva. Vierte la solución en la bomba de enema. Bajo la estricta supervisión de un profesional calificado, bombea la solución al colon por el ano. Espera 10 minutos para que la solución de enema funcione.

Existen laxantes en venta para tratar el estreñimiento, pero el uso de estos a largo plazo puede hacer que la persona dependa de ellos. Esta es la razón por la cual muchas personas usamos remedios caseros, como el aceite de oliva.