aceite, oliva, perros, beneficios
Aceites Maeva

Aceite de oliva en perros

Vamos a explicarte si es posible usar el aceite de oliva en perros. Como ya hemos explicado en numerosas ocasiones, el aceite de oliva es un producto muy beneficioso para la salud. Lo que no es tan conocido es que también aporta numerosos beneficios a los perros. Incluso se puede llegar a usar en tratamientos para sus delicadas pieles.

Entre otras cosas, el aceite de oliva influye positivamente en la calidad del pelo canino y también puede ayudar a perros estreñidos.

Propiedades del aceite de oliva en perros

El aceite de oliva es muy rico en antioxidantes, importantes tanto en personas como en animales. También aporta vitamina E, Omega 3 y grasas saludables. No obstante, no hay que abusar de él ya que puede producir un efecto laxante. Este mismo efecto puede ser de ayuda si el perro padece estreñimiento.

También puede ayudar en las articulaciones y músculos de perros mayores, que empiezan a padecer dolencias como la displasia de cadera, de codo, artritis o artrosis.

A largo plazo, notarás que el manto de vuestro amigo tendrá mejor aspecto. Su pelo brillará más y será más sedoso que antes.

También puede ayudar a regenerar las zonas de piel reseca de tu perro. Gracias a su efecto antioxidante, su epidermis se nutrirá mejor y se vivificará. Ten cuidado, no obstante ya que el aceite de oliva mancha y si el perro roza alguna pared o mueble con la zona impregnada de aceite la dejará perdida.

Cómo dárselo a un perro

Evidentemente no podemos esperar que un perro coma aceite de oliva tal cual. Una manera sencilla de hacer que se lo tome es mezclarlo con su pienso habitual o con algún alimento húmedo que le guste. Te indicamos también la cantidad adecuada para cada tamaño de perro. Ten cuidado de no pasarte ya que puede tener efectos laxantes.

  • Para perros de menos de 10 kg media cucharadita diaria
  • En perros medianos, entre 11 kg y 30 kg una cucharadita al día
  • Para perros grandes, una cucharadita y media diaria