acne
Aceite de oliva,  Belleza,  Trucos

Aceite de oliva para combatir el acné

El acné es un trastorno de la piel compuesto por puntos blancos y espinillas entre otros , que se produce cuando la grasa que contiene nuestra propia piel se contamina con el polvo y bacterias que hay en el ambiente. Esto conlleva a la obstrucción de los poros, infectándolos y produciendo esa aparición tan molesta.

acnéEste trastorno de la piel suele aparecer durante la pubertad o adolescencia, y viene muy unido a los cambios hormonales. La mayoría de los adolescentes sufren de acné , no importa si eres un chico o una chica, aunque mejora en la mayoría de las personas a partir de los 20 años. Si tus padres lo tuvieron en la adolescencia, es probable que también tú lo tengas.

Aunque las espinillas se crean, generalmente, a partir de nuestra grasa corporal, hay diversas causas en la aparición del acné, desde el estrés hasta el uso de maquillajes con aceite.  El estrés puede empeorar el acné ya que cuando estás estresado, tus poros pueden producir más sebo.

Hay muchas personas que piensan que el acné aparece por comer comidas grasosas como patatas fritas o pizza, por beber gaseosa o por comer chocolate, pero ninguno de estos alimentos provocan su aparición.

acné 3El acné es difícil de tratar. Pero no te preocupes, existen muchos tratamientos que pueden ayudarte a eliminar los molestos granos ya sea acudiendo con un especialista, comprando productos especializados en acné en los supermercados o recurrir a remedios caseros muy baratos y sencillos de hacer, que nunca fallan.

El mejor remedio para acabar con ellas es utilizar aceite de oliva. Las propiedades beneficiosas de este producto te ayudarán a mantener un rostro sano, limpio y cuidado. Funciona como un agente de  prevención y curación de la piel. Muchos productos de limpieza, humectantes y cremas para la piel contienen el aceite de oliva como ingrediente principal.

Este es un remedio que funciona siempre y cuando seas constante y lo sigas diariamente hasta lograr el resultado deseado:

  • Necesitarás, más o menos, una pequeña cucharada de aceite virgen extra. Aplícala poco a poco con tus dedos masajeando el rostro con movimientos circulares. Recuerda evitar los ojos. Una vez aplicado, sumerge un trozo de tela en agua caliente, retira el exceso de agua y colócala en sobre el rostro durante unos minutos. A continuación, coge una toalla y retira el excedente de aceite.

  • Deja secar tu piel al aire. Si ves que te ha sobrado un poco de aceite, puedes aplicarte una pequeña dosis más para humectar tu piel.

  • Combina este tratamiento diario con uno semanal. Para este último, deberás mezclar una cucharada de aceite en un recipiente con un poco de azúcar, un ingrediente perfecto para exfoliar el rostro. Con las manos bien limpias, aplica el producto sobre tu rostro y masajéalo con movimientos circulares. Cuando hayas finalizado la exfoliación, coloca un paño de tela con agua caliente sobre tu cara y deja que actúe durante 5 minutos, aproximadamente. Después, acaba de limpiarte con una toalla húmeda. Si tu piel ha quedado un poco reseca, aplícate un poco más de aceite. Lo más recomendable es llevarlo a cabo por las noches.