aceite, oliva, cerebro
Salud

Aceite de oliva para los estudios

Faltan pocos días para que nuestros hijos vuelvan a los colegios; por este motivo, te informamos de los beneficios que tiene el aceite de oliva para los estudios.

Como sabemos, el aceite de oliva tiene multitud de propiedades cardioprotectoras, ayudando a proteger nuestro corazón y los niveles de colesterol.

Menos conocidas son sus propiedades en nuestro cerebro así que vamos a aprovechar para indicarte algunas de ellas.

Aceite de oliva para los estudios y el cerebro

Para empezar, el aceite de oliva es rico en antioxidantes (llamados polifenoles). Estos compuestos eliminan los dañinos radicales libres de nuestro organismo. El efecto antioxidante del aceite es beneficioso para todas las células de nuestro cuerpo pero, especialmente para el cerebro. Esto se debe a que el cerebro es un gran consumidor de oxígeno lo que lo hace más propenso a la oxidación que otros órganos.

También es rico en vitaminas. De estas, la vitamina E y la K son especialmente relevantes en la salud cerebral. La vitamina E ayuda a la memoria, especialmente en combinación con la vitamina C. La vitamina K, por otro lado, aumenta la velocidad de procesamiento cerebral. Ambas pueden ayudar a prevenir el Alzheimer y otros males que suelen aparecer en las edades más avanzadas.

Más beneficios del aceite para el cerebro

El aceite también estimula la formación de nuevas neuronas y previene los efectos del estrés en el cerebro. También protege contra la depresión.

Para terminar, el aceite de oliva protege a nuestro cerebro del deterioro cognitivo. Está demostrado que consumir más grasas monoinsaturadas mejora nuestra memoria y otras funciones.

Como hemos visto, la dieta mediterránea en general ayuda a prevenir problemas como el Alzheimer y el aceite de oliva es una pieza fundamental en esta dieta, gracias al cual es, posiblemente, una de las dietas más sanas y equilibradas del mundo.