Aceite de oliva para potenciar el bronceado
Belleza

Aceite de oliva para potenciar el bronceado

Con la llegada del calor y el buen tiempo comienza el objetivo de muchos, de conseguir un bonito bronceado. Tomar el sol es un placer veraniego, además de ser beneficioso para nuestro organismo, ya que estimula la síntesis de vitamina D, favorece la circulación y colabora en la mejora de algunas enfermedades de la piel. Pero también la exposición directa al sol, sin protección y durante mucho tiempo puede causar graves efectos en nuestra piel, quemaduras y enfermedades muy peligrosas como cáncer.

Uno de los problemas más comunes son las quemaduras. En este artículo, vamos a utilizar el aceite de oliva como ingrediente principal, para conseguir un bronceado perfecto y, sobre todo, no quemarnos en el intento.

Recomendaciones para conseguir un bonito bronceado

La idea es disfrutar del sol y no quemarnos en el intento. Es importante conseguir el bronceado poco a poco, para no pasar factura a nuestra piel.

Comienza con un peeling corporal para que tu piel pueda absorber bien los protectores solares. Pon en un recipiente 4 cucharadas de Aceite de Oliva, 2 de azúcar y 1 de zumo de limón, y mézclalo todo hasta que el canto del grano se haya redondeado. Aplica la loción por todo el cuerpo mediante masajes circulares y aclárala con agua tibia.

Después de cada baño, añade unas gotas de aceite de oliva en tus hidratantes faciales y corporales. Notaras más elasticidad en la piel.

Usar cremas con factores de protección elevados, sobre todo al principio. Existen cremas bronceadoras con factor de protección a base de aceite de oliva, que actúan como gran hidratante para la piel.

¿Qué debemos evitar?

No utilices aceite de oliva directamente en el cuerpo para tomar el sol. A pesar de sus múltiples beneficios, el «oro líquido» no contiene protección solar, por lo que es probable que acabes quemado.

  • Olvidarse de una botella de agua o cualquier líquido que pueda hidratar.
  • Depílarse justo antes de tomar el sol. Esto puede provocarnos molestias y quemaduras en nuestra piel. Es recomendable hacerlo al menos con 24 horas de antelación y aplícate una crema hidratante cuando termines.
  • No te apliques crema de baja protección solar ni aceites como primera vez.
  • Procura esquivar las horas de sol más fuertes (entre las 14:00 y las 16:00).
  • No cubrir tu cabeza con un gorro para evitar insolaciones.

Recuerda que una dieta correcta también ayudará a conseguir un bonito bronceado y de forma sana. Toma alimentos que contengan o restauren la melanina, como la zanahoria, la papaya, la naranja, el tomate, el huevo, las fresas, el atún y, por supuestísimo, un chorrito de Aceite de Oliva en todos tus platos.