Salud,  Trucos

Aceite de oliva, remedio para la garganta

Un buen y casero remedio para la garganta.

Como remedio para la garganta cuando la tenemos molesta,  podemos recurrir al aceite de oliva. Si nuestra garganta padece algún malestar, la tenemos irritada, nos duele o incluso en los estados gripales, podemos recurrir a la ayuda del aceite de oliva para mejorarla.
Hay momentos en los que se presenta tos durante todo el día lo que hace que al llegar la noche nos encontremos afónicos o con la garganta resentida. También hay momentos en los que tenemos que elevar el tono durante mucho tiempo, lo cual provoca que al final tengamos ronquera o dolor de garganta debido a la irritación y la inflamación.

Para todos estos casos un buen remedio es recurrir al aceite de oliva, un sencillo remedio natural que nos ayudará a lubricar nuestra garganta y aliviar todos estos molestos estados.

 remedio para la garganta

¿Porque nos ayuda?

 

  • Porque actúa como lubricante. Lo que hará que nuestra garganta quede suave aliviando la irritación.
  • Porque es antioxidante. Gracias a que su composición lleva hidroxitirosol, que destruye los radicales libres estimulando el sistema inmunológico de nuestro organismo.
  • Porque tiene efecto antiflamatorio. El aceite de oliva tiene propiedades que ayudan a la garganta como si de un ibuprofeno se tratara.

Cómo tomarlo

  • Es tan sencillo como ingerir cucharadita de aceite de oliva.
  • En caso de padecer gripe, podemos tomarlo combinado con un poco de miel.
  • O un método más placentero de tomarlo es a modo de jarabe. Para ello calienta media taza de aceite de oliva y mézclalo con el zumo de medio limón y dos cucharadas grandes de miel. Toma una cucharada de esta mezcla cada 3 horas.
  • En el caso de los niños lo pueden tomar mezclado con azúcar para que su sabor no sea tan amargo.

De lo único que tienes que tener cuidado es de no abusar del aceite de oliva ya que al igual que tiene numerosos beneficios no solo para la garganta sino también para el resto del cuerpo, pero también hay que evitar consumirlo en exceso ya que tiene un alto contenido calórico. Pero ya no solo en los problemas de garganta y en la recetas que acabas de ver sino también en el uso diario del aceite de oliva en la cocina.

En el caso de que la tos, la irritación, la ronquera o el dolor de garganta persista debes acudir a tu médico ya que no se puede solucionar con remedios caseros y deben examinarte al tratarse de un problema más agudo.