Belleza,  Salud

Aceite, perfecto para el afeitado

El afeitado perfecto a base de aceite.

A la hora del afeitado, ya seas hombre o mujer, y ya sea cualquier zona, es hora de que mimes tu piel y con más motivo si la tienes sensible.

Hoy día existen una gran variedad de productos para el afeitado y el post afeitado. Las cremas y lociones que nos ofrece nuestro mercado, sin embargo, están cargadas de componentes químicos camuflados con un excelente aroma, que a la larga pueden dañar no solo tu piel sino tu salud.

Una buena solución es acudir a los productos caseros, los de toda la vida o hacer nosotros nuestras propias cremas y lociones. Para ello contamos con grandes a liados como el aloe vera, el limón, el té o el aceite entre otros para fabricar nuestros propios remedios caseros.

El aceite de oliva virgen juega un papel muy importante no solo en la cocina sino también como cosmético natural. Se
puede usar a modo de loción hidratante, a modo de exfoliante, para desmaquillar…y también para el afeitado.

El aceite de oliva actúa como lubricante a la hora del rasurado y a la vez como hidratante.

aceite para el afeitado

Como usarlo

  • Guarda el aceite en un bote.

Es aconsejable que por higiene, a la hora de usar este producto con fines estéticos, como puede ser el afeitado, lo guardes en un pequeño bote, separado del uso alimentario, ya que además requiere de manipulación directa y le puede caer suciedad.

  • Vierte aceite en tus manos.

Para aplicarlo en tu piel, vuelca una pequeña cantidad de aceite en tus manos, frota y aplica en la zona en la que te vayas a afeitar.

  • Pásate la cuchilla.

El aceite de oliva hará que al lubricar tu piel, la hoja de la cuchilla se deslice suavemente, sin atascarse y sin producir rasguños en la zona del afeitado.

  • Enjuaga la zona.

Enjuaga el área afeitada con agua caliente. Si tu piel es seca, no necesitarás jabón, pues solo debes dar un suave masaje hasta que la piel haya absorbido el aceite. Si ye queda aceite en exceso solo basta con coger una toalla y frotar suavemente hasta eliminar el aceite.

De esta forma, no solo se consigue un afeitado sin aditivos químicos sino que se igual manera se hidrata la piel. No se necesita ni productos para el afeitado ni lociones para el post afeitado. Nos evitamos lo productos químicos y ahorramos algo de dinero. Además, si al acabar mojamos la cuchilla con aceite de oliva, se verá protegida ya que el aceite actúa como antioxidante y hace que la vida útil de ésta sea más larga.