aceite, oliva, dieta, mediterranea
Salud

Alimentos de la dieta mediterránea

Vamos a hacer un repaso de los alimentos de la dieta mediterránea. La dieta mediterránea no es sólo una pauta nutricional, es un estilo de vida. Este incluye recetas, formas de cocinar, costumbres y un largo etcétera. Está demostrado que seguir esta dieta ayuda a controlar el peso y mejora el bienestar físico. Ayuda al riñón y al corazón y mejora, en general, la calidad de vida de los que la siguen.

Alimentos de la dieta mediterránea

1. El aceite de oliva virgen extra

Es fundamental en la dieta mediterránea, gracias a su riqueza en vitamina E, beta carotenos y ácidos grasos monoinsaturados es la base sobre la que se fundamentan todas las virtudes de la dieta mediterránea.

2. Los alimentos de origen vegetal

Aquí se incluyen las verduras, hortalizas, frutas, legumbres y frutos secos. Estos aportan a la dieta las vitaminas, minerales y fibra que nuestro cuerpo necesita. Poseen un contenido elevado de antioxidantes. Se recomienda consumir 5 raciones de fruta o verdura cada día. Hay que intentar que nuestro postre habitual sea la fruta en lugar de dulces o pasteles. También se puede consumir fruta a media mañana o como merienda.

3. Los cereales

Los cereales aportan carbohidratos, que son la energía que necesitamos en el día a día. Hay que comer pan, pastas o arroz a diario. Preferiblemente productos integrales gracias a su mayor contenido en fibra.

4. Los lácteos

Estos aportan proteínas, minerales y vitaminas. También deberíamos consumir yogures y queso cada día.

5. La carne fresca

La carne aporta fundamentalmente proteínas de alto valor biológico. La proteína de la carne es más aprovechable por nuestro cuerpo que la vegetal porque contiene más aminoácidos esenciales. También contiene vitaminas y minerales. El consumo recomendado de carne es de 3 a 4 raciones semanales, priorizando las piezas magras y acompañando siempre verduras y cereales.

6. Los huevos

Aunque están un poco demonizados por el colesterol, un huevo al día es beneficioso para nuestro organismo. Estos tienen proteínas de gran calidad, grasas y gran cantidad de vitaminas y minerales.

7. El pescado

Hay que comer pescado una o dos veces a la semana gracias a sus grasas, similares a las de origen vegetal y que nos protegen frente a enfermedades cardiovasculares.

8. El agua

No nos olvidamos del agua. Entre 1,5 y 2 litros al día para estar bien hidratados. Por supuesto, hay que beber agua siempre que nos lo pida el cuerpo porque es un indicativo de que estamos deshidratándonos.