alternativas al aceite de oliva
Aceite de oliva,  Salud

Alternativas al aceite de oliva

Alternativas al aceite de oliva que hacen que nos planteemos si de verdad merecen la pena su uso en la cocina.

Hoy día nos empeñamos en buscar alternativas al aceite de oliva ya que, si bien sabemos que es un alimento saludable, también sabemos que en exceso suponen un aporte elevado de grasas a nuestro cuerpo y no queremos que nos engorde demasiado.

Si queremos sustituirlo estamos equivocados, pues el cuerpo necesita de grasas para funcionar correctamente, y una dieta sin grasas no es aconsejable. Es por ello que en  vez de moderar su consumo, buscamos alternativas que nos pensamos que son más sanas.  El aceite de oliva posee grandes beneficios para el cuerpo humano y no debemos sustituir su uso en la cocina.

A continuación veremos algunas alternativas al aceite de oliva y cuales son menos aconsejadas.

  • alternativas al aceite de olivaAceite de coco: Varias asociaciones nacionales e internacionales (Asociación Americana del Corazón, o la Guía dietética ) afirman que no hay estudios que confirmen los beneficios de este aceite vegetal. Incluso se recomienda su uso con moderación ya que sus grasas saturadas incrementan el colesterol y el riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Dentro del aceite de coco hay que tener especial cuidado con el aceite parcialmente hidrogenado, ya que contiene grasas trans que destruye los antioxidantes del propio aceite y las propias grasas esenciales.

De modo que si te gusta el aceite de coco, tómalo con moderación y nunca para sustituir el uso del aceite de oliva.

  • Aceite de sésamo: Es perjudicial para las mujeres embarazadas, pues contiene liganos, que puede afectar al ciclo del embarazo o llegar a provocar aborto en altas cantidades. Por lo que los médicos no recomiendan su uso en estas mujeres.

Así mismo no es recomendado en niños pequeños ya que se desconocen los posibles efectos adversos que se pueden tener en ellos.

Al contener restos de otros alérgenos, los alérgicos deben tener especial cuidado ya que puede causarles reacciones alérgicas.

Tampoco está recomendado su uso en el caso de enfermos del hígado o de riñones y se debe suspender su uso en el caso de que se tenga diarrea, ya que tiene efecto laxante.

A parte de todas estas advertencias, no es aconsejable usarlo como alternativa al aceite de oliva ya que tiene un gran contenido calórico y puede engordar de igual manera que el aceite de oliva en exceso.

  • Aceite de canola: Vendido como tan saludable como el aceite de oliva, ha llevado a engaño a muchas personas. Tan solo se vede con tanto éxito debido a su bajo coste. Sus ácidos grasos poliinsaturados son extremadamente inestables y se oxida con rapidez en contacto con la luz, la presión o el calor, produciendo una gran cantidad de radicales libres en el cuerpo. Al ser refinado a altas temperaturas y presión, puede provocar enfermedades cardiovasculares y aumento de peso y otras enfermedades degenerativas y contiene grasas trans. Esto no ocurre con el aceite de oliva, que se prensa en frío.
  • alternativas al aceite de olivaAceite de cáñamo: Al ser primo hermano de la marihuana, puede provocar en altas dosis estados de alucinaciones y paranoia. Puede provocar diarrea , calambres, efectos adversos en la coagulación de la sangre y no es aconsejado en mujeres embarazadas. Pero no solo esto, sino que también al alcanzar altas temperaturas al  usarlo en cocina, desprende peróxidos perjudiciales para nuestro organismo y puede llegar a provocar incendio.

Así que como ves, lo único que debes temer del aceite de oliva es el uso en exceso, que no solo con el aceite sino que pasa con cualquier alimento, el exceso engorda. No temas por el aceite de oliva porque solo tiene beneficios y aprovecha las innumerables recetas de aceites Maeva las que se disponen hoy día.