Salud

Beneficios del aceite de oliva para el cerebro

Cada vez más se tiene conciencia de que una buena alimentación es fundamental para tener una vida sana. La dieta mediterránea ha demostrado ser una de las mejores formas de alimentarse. Esta dieta asegura una vida más sana y larga, gracias a su ingrediente principal, el aceite de oliva. El aceite de oliva proporciona muchos beneficios para la salud, pero no se tiene en cuenta sus increíbles beneficios para el cerebro.

El aceite de oliva es un tipo de grasa que ayudarán a proteger el cerebro. En este artículo explicamos cómo este ingrediente natural puede ayudar a evitar problemas de memoria y retrasar todo tipo de deterioro mental que viene unido a enfermedades de tipo Alzhéimer.

Incluir en la dieta aceite de oliva nos ayuda a prevenir el deterioro de nuestras funciones cognitivas. Contienen antioxidantes y antiinflamatorios, que resultan muy eficaces para luchar contra el deterioro cognitivo, una enfermedad que puede derivar en enfermedades tan graves como la demencia o el Alzheimer. De hecho, su principal función es evitar la oxidación celular.

Las múltiples propiedades del aceite de oliva, también garantizan un correcto aporte nutricional, reduce la inflamación del cerebro, y activa un proceso conocido como autofagia. Es el proceso por el cual las células descomponen y limpian los residuos intracelulares y las toxinas.

Las vitaminas necesarias

Las vitaminas E y K son dos vitaminas importantes para la salud cerebral, y el aceite de oliva es rico en ellas.

La vitamina E, particularmente en presencia de vitamina C, ayuda a mantener una buena memoria, desacelera la pérdida de memoria y reduce en gran medida el riesgo de enfermedad de Alzheimer y demencia.

Propiedades para el cerebro

Numerosos estudios científicos han demostrado que los componentes esenciales del aceite de oliva (oleocantal, polifenoles, oleuropeína) son fantásticos para nuestro cerebro. En estos trabajos se demuestra que los polifenoles, ayuda a limpiar la sangre de residuos oxidativos que son particularmente abundantes en el cerebro.

Otras propiedades importantes:

  • Protege a las neuronas tras lesiones traumáticas.
  • Limpia de tóxicos como el amiloide, relacionado con el desarrollo de Alzheimer.
  • Es anti-depresivo y ansiolítico.

Recomendaciones

Entre los alimentos que se debe evitar está el azúcar y los endulzantes artificiales, ya que inflaman el organismo y degeneran el cerebro prematuramente. El azúcar refinada, sea blanca o rubia, no debe consumirse más de 25 gramos al día. Es mejor preferir la miel de abeja.

En definitiva, cuando incluimos aceite de oliva en nuestra dieta no solo velamos por nuestra salud física, sino también mental.