Beneficios del aceite de oliva sobre el sistema digestivo
Aceites Maeva,  Salud

Beneficios del aceite de oliva sobre el sistema digestivo

.El Aceite de Oliva Virgen Extra, al ser un zumo de aceituna natural, mantiene todas sus propiedades libres de aditivos y conservantes. Por lo que es muy recomendable usarse todos los días para tener una alimentación sana y beneficiosa para la salud. Contiene vitaminas imprescindibles para el organismo y tiene un sabor y una textura exquisita para disfrutar de una buena cocina. Uno de sus múltiples beneficios, es tomar el aceite de oliva virgen extra en ayunas, ya que favorece el buen funcionamiento del sistema digestivo.

Protege el estómago y el sistema digestivo

El aceite de oliva virgen extra es la grasa mejor tolerada por el organismo, reduce la acidez gástrica y protege contra úlceras y gastritis.

La bacteria Helicobacter Pylori es la responsable de la mayor parte de los casos de gastritis crónica y de las ulceras gástricas. Esta bacteria ataca y debilita la cubierta protectora del estómago y el duodeno. Al debilitarse la cubierta protectora los jugos gástricos irritan las paredes del estómago.

Un equipo de investigación ha descubierto que el aceite de oliva virgen extra tiene una gran actividad antimicrobiana frente a la bacteria Helicobacter Pylori.

La bacteria Helicobacter Pylori es la responsable de la mayoría de las ulceras de estómago y las gastritis crónicas que se diagnostican en España y que infectan a la mayor parte de la población mundial. Más de la mitad de la población española está infectada por la bacteria Helicobacter Pylori aunque son muchos los que no llegan a sufrir ninguna alteración gastrointestinal.

El estudio ha demostrado el efecto beneficioso para la salud del aceite de oliva, concretamente del ácido elenólico y el tirosol, compuestos polifenólicos presentes en el aceite de oliva. La principal novedad es que se ha demostrado, que los mencionados compuestos pueden resistir los ácidos que produce el estómago durante la digestión.

Beneficios de tomar aceite de oliva en ayunas

  • Estimula el tránsito intestinal. Está científicamente probado que el aceite de oliva favorece a tu intestino.
  • Previene todo tipo de cánceres relacionados con el sistema digestivo. Un estudio realizado por las Universidades de Granada y Barcelona, ha comprobado que un componente que se encuentra en la piel de las aceitunas, ayuda a frenar la proliferación celular, en las células del cáncer de colon.
  • Favorece la absorción de nutrientes. También está demostrado que su ingesta regulariza el tránsito de alimentos desde el estómago al intestino. Ralentizando este proceso para su mejor absorción de todos los nutrientes provenientes de la comida.
  • Reduce acidez gástrica. El aceite de oliva se compone de una serie de sustancias que neutralizan el efecto nocivo de los ácidos gástricos. Causantes de la acidez y el reflujo, como si fuera una película protectora del estómago y de sus paredes. Frente al exceso de acidez, que a veces tiene lugar en nuestro estómago.

Remedio tradicional para aliviar el sistema digestivo

El estrés y de los esfuerzos excesivos, son los principales responsables del acidez de estómago. Causado por el reflujo de los jugos gástricos que se concentran en el estómago y que son tan molestos. Pero ya no solo resultan incomodo a la hora de realizar deporte, si no que se está convirtiendo en algo muy habitual. Vamos a destacar un remedio tradicional a modo de calmante estomacal, utilizando un aceite de oliva virgen extra de máxima calidad, como los de Aceites Maeva.

  • Esperar unas dos horas sin consumir alimento para así tener el estómago vacío y libre de alimento. Es la mejor forma de conseguir que el aceite surta más efecto. Debemos tomar una cucharada de AOVE que actuará en nuestro estomago a modo de película protectora. Evitando el efecto de los ácidos gástricos.

El AOVE es considerado un remedio natural muy efectivo, ya que no contiene efecto secundario a nuestra salud. Más bien al contrario, lo ayuda y lo alivia de otras dolencias.

El Aceite de Oliva está compuesto por grasas mono saturadas. Son asimiladas por nuestro cuerpo de una manera que no pueda perjudicarlo. Entre sus principales propiedades destaca la de ser un buen antioxidante. Que ayuda a nuestro cuerpo a su mantenimiento y protección. También, un rico recurso de vitaminas E. Ayuda a calmar, fortalecer y a proteger al estómago de enfermedades graves como ulceras estomacales o hasta el mismo cáncer.