cabello bonito con aceite
Belleza,  Salud

Combate la caída del cabello con la ayuda del aceite de oliva Maeva

El cabello, tras el parto y después del embarazo, se puede deteriorar además de notar una mayor caída

¿Por qué se cae el cabello?

Durante el embarazo, el cabello destaca por lucir un aspecto mejorado, sano y bonito. Sin embargo tras el parto, al mismo tiempo que el cuerpo se va reestableciendo y volviendo a su fase originaria antes del embarazo, el cabello se deteriora. El brillo conseguido en el embarazo desaparece junto con el volumen. Y no solo eso, sino que comienza su caída hasta un punto en el que puede llegar a obsesionar a partir del tercer o cuarto mes postparto.

Este fenómeno se produce por la caída de los estrógenos.  Gracias a esta hormona, durante el embarazo, hace que al estar en niveles más elevados, se produzca una parada de la caída natural del cabello. Se suele caer una media de 30 a 60 cabellos al día!! Y esa cantidad de ve frenada durante el embarazo. A  parte de eso, la producción de sebo también aminora, de manera que cuando se produce en exceso, el cabello se vuelve graso y produce mayor caída. En el embarazo también se produce una mejora de la circulación sanguínea, lo que hace que el cuero cabelludo esté mejor irrigado y por lo tanto obtenga una mayor nutrición.

Y después del embarazo…

Después del parto, el cabello reduce su estado de belleza momentáneo para volver a su estado natural. Y es que en comparación con el estado del cabello anterior, la mujer llega a pensar incluso que puede padecer de alopecia.

La caída de los estrógenos, junto con el cambio de vida y un mayor estrés por la nueva situación unido al estrés por la propia caída del cabello y por la mentalidad de querer volver a tener el cuerpo que tenía antes del embarazo, todo ello provoca un estado de ansiedad en la mujer.

Y este estado no es infundado…se debe a la caída en picado de las hormonas.

Cuando la mujer da a luz, entra en juego la testosterona, la hormona masculina, que además es la que provoca en el hombre la calvicie. Esta hormona está contenida en el embarazo por la acción de la progesterona y los estrógenos elevados. Al dar a luz, bajan y la testosterona hace de las suyas. El cabello que antes se hubiera caído, en el embarazo se mantiene, pero después acaba cayendo. Esto hace que la sensación de caída sea mayor, cuando en realidad se está cayendo el que normalmente se hubiera caído.

Este proceso por lo tanto es totalmente normal.

Trucos y remedios

Es esencial que la mujer mantenga la calma para no caer en un proceso de estrés. Debe asimilar que el cabello se cae y que entra dentro del plan postparto. Y este proceso no se puede evitar, pero sí se puede ayudar a favorecer la recuperación.

Hay unos sencillos trucos a seguir para estimular el crecimiento del cabello:

  • Descansar todo lo posible. Mentalizarse de que se entra en una nueva etapa y aceptar el cambio. Dormir cuando el bebé esté durmiendo es una buena forma de descansar. Que no importe la hora siempre y cuando se trate de descansar hay que aprovechar ese pequeño momento.
  • Comer de forma equilibrada, a ser posible llevar a cabo la dieta mediterránea, tan beneficiosa para la salud.
  • Ayúdate de algún champú anti caída suave, que sea específico para debilitamiento del cabello tras el parto. No laves tu cabello todos los días, pues debido a la agresión de los jabones, lo que hará es provocar un aumento del sebo. Un truco para tener el pelo limpio entre lavado y lavado fuerte es rebajar el champú en agua, con eso bastará para lavarlo a diario.
  • Dar masajes en el cuero cabelludo hará que se estimule el crecimiento puesto que se estimula la circulación en esa zona. Si tu cabello es de tendencia grasa, evita masajearlo con la yema de los dedos, pues eso estimulará la producción de sebo. En su lugar masajea la zona con la palma de las manos.

También hay unos remedios caseros a base de aceite de oliva virgen que aportarán un extra a la hora de estimular el crecimiento del cabello:

  • Para frenar la caída: Pon a hervir 50 cl de vinagre y añádele 250 gr de raíces de ortiga. Deja que hiervan unos minutos y deja enfriar. Cuela esa mezcla y aplícalo sobre el cuero cabelludo a modo de loción.
  • Para nutrir y fortificar el cabello seco: bate dos yemas de huevo en un bol y añade 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen y una cucharadita de café de vinagre. Aplica esta mezcla en el cabello con un pincel. Envuelve la cabeza con una toalla caliente. Deja actuar durante 30 minutos y luego lávate el pelo con champú como normalmente lo harías.

Si al cabo de ese tiempo se te sigue cayendo el pelo, acude al médico. Él te recetará un tratamiento hormonal temporal y todo volverá a la normalidad.

Beneficios del aceite de oliva para el pelo