cosméticos con aceite de oliva
Aceite de oliva

Cosméticos con aceite de oliva , oro líquido para nuestra belleza

Historicamente el uso de cosméticos con aceite de oliva se ha utilizado como un bálsamo. Antiguamente se utilizaba para la hidratación de la piel o el cuidado del cabellos. En nuestros días el aceite de oliva se ha convertido en un ingrediente destacado de la industria cosmética. En gran medida ha venido propiciado por los estudios científicos que se han hecho de la dieta mediterránea, donde este producto es uno de sus pilares.

Cosméticos con aceite de oliva a lo largo de la historia

Desde tiempos inmemoriables distintas culturas han considerado el olivo un árbol sagrado, regalo de los dioses. También se ha trabajado con su fruto, de distintas formas. Siempre se le ha otorgado al aceite de oliva propiedades curativas, reparadoras y antiinflamatorias. El usarlo como producto de belleza tampoco es nuevo ahora.

Antes de existir el jabón como tal, en el aseo personal se usaba el aceite de oliva, junto al agua, para la higiene. En Egipto se utilizaba como base para los perfumes. Grecia los atletas olímpicos se frotaban con bálsamos de aceite de oliva para tonificar su musculatura.

El imperio Romano también conocía bien el uso del aceite de oliva para cosmética, se masajeaba a los luchadores, gladiadores y guerreros con aceite de oliva. Se sabe que Galeno en el siglo II después de Cristo elaboró la primera crema hidratante con base de aceite de oliva, agua y cera de abejas. El yacimiento arqueológico de Pyrgos en Chipre da muestra del uso de Aceite de Oliva en perfumería y cosmética desde hace más de 4.000 años.

Con el tiempo la higiene personal se hizo de vital importancia en la sociedad para evitar distintas enfermedades. Sin poder determinar el primer lugar donde apareció el jabón, se conocen referencias en la antigua Mesopotámicas y Egipto sobre el uso de compuestos jabonosos para la limpieza de fibras textiles y pieles. Incluso aparece mencionada la receta para fabricar estos compuestos, donde destaca que se trata de una mezcla de grasa vegetal con una sustancia alcalina. El aceite de oliva era esta grasa vegetal. En la edad media europea se abandonó el uso del jabón así como la higiene personal que se retomaría con el renacimiento.

Durante ese tiempo los musulmanes siguieron investigando sobre la elaboración del jabón y fueron los primeros en mezclar aceites y cenizas. Habría que señalar que ciudades medievales como Marsella, Génova, Savona y Venecia fueron pioneras en la recién iniciada industria jabonera y fue ya a partir del siglo XV cuando los jabones con Aceite de Oliva comenzaron a expandirse por toda Europa y fueron muy valorados para el cuidado corporal.

La actualidad de la cosmética con aceite de oliva

Actualmente el aceite de oliva se sigue usando como ingrediente de productos cosméticos. Lo podemos encontrar en mascarillas capilares, en cremas hidratantes, para fortalecer las cutículas y la epidermis, para cuidado de la piel…
Todas estas creencias sobre los beneficios del aceite de oliva se han podido confirmar con estudios científicos que las confirman.

Gracias al estos estudios, muchos de ellos centrados en la dieta mediterránea, y de sus efectos sobre la salud, la obesidad, la comunidad científica ha centrado su atención sobre el aceite de oliva, aupandolo hasta ser considerado como “mejor grasa alimentaria”.

Los aceites de oliva vírgenes se utilizan en la cosmética porque al ser naturales, directamente exprimidos en frío, aportan más compuestos beneficiosos para el organismo. En su obtención se consiguen mantener los antioxidantes, vitaminas y otros elementos de presencia minoritaria, ya que la práctica totalidad de los aceites de oliva están formados por ácidos grasos entre los que predomina el ácido oleico.

Este representa más de dos tercios del contenido total del aceite de oliva; estos ácidos grasos contribuyen a mantener la hidratación de la piel y favorecen la conservación de la membrana celular.

Propiedades saludables para nuestro cuerpo

Los triglicéridos, ácidos grasos, e hidrocarburos presentes en el aceite de oliva participan en el mantenimiento de la cohesión celular de la capa externa de la piel. Además el aceite de oliva favorece la conservación del nivel de hidratación de la piel, y favorece su flexibilidad .

Por otra parte, las sustancias antioxidantes (polifenoles, vitamina E y ácido oleico) actúan fijando los radicales libres, lo que contribuye a retrasar el envejecimiento cutáneo. Los compuestos fenólicos de acción antioxidante como el Hidroxitirosol, la Oleuropeina y otros muchos presentes en los aceites de oliva vírgenes, son objeto de estudio en la actualidad para desgranar cual es su función y mecanismo de actuación en el cuerpo humano.

El aceite de oliva actúa como tonificante y reafirmante sobre la dermis y la protege de los agentes agresivos externos. Se puede aplicar sobre casi cualquier zona de nuestro cuerpo: rostro, manos, cabello, etc. El aceite de oliva virgen y virgen extra es rico en propiedades nutritivas y antioxidantes, además posee propiedades protectoras y regeneradoras; algo que hace de él un excelente producto para la piel. Existen cientos de recetas caseras cuyo ingrediente principal es el aceite de oliva virgen con resultados realmente buenos.

Comentarios desactivados en Cosméticos con aceite de oliva , oro líquido para nuestra belleza