Aceite de oliva en la cocina
Aceite de oliva,  Salud

El aceite de oliva en la cocina

Aceite de oliva en la cocinaEl aceite de oliva, además de su uso en medicinas, cosméticos, belleza y salud, posee un sabor inigualable, que lo convierte en un ingrediente indispensable en la cocina. Es la más estables de las grasas vegetales y animales, por lo que no produce reacciones tóxicas cuando son sometidas a altas temperaturas. Todo lo contrario, mantiene todas las propiedades dietéticas y nutritivas. Es el aceite vegetal más sano del mercado,  además el aceite de oliva virgen es más aromático y gustoso que el resto de aceites vegetales.

Freír es una forma rápida de preparar los alimentos, muy habitual en el área mediterránea. Al freír, forma una capa fina y consistente alrededor del producto, que impide que absorba más aceite y permite retener todos los jugos y los sabores de los alimentos empleados, adquiriendo un aspecto dorado y crujientes.

Se puede utilizar perfectamente en los guisos, ya que es de mayor calidad y tiene mejor sabor.

Al igual que ocurre con los vinos, hay diferentes tipos de aceites y diferentes variedades de aceitunas, por lo que podemos encontrar aceites más suaves, más fuertes, afrutados, etc. es aconsejable utilizarlo cada uno, en un plato concreto. Es un alimento que aporta muchas calorías, por lo que debe consumirse de forma regular y moderada.

También Podemos utilizar el aceite de oliva en crudo para aliñar ensaladas, empapada en un poco de pan para el desayuno o merienda, para elaborar multitud de salsas y para añadirlos en platos típicos de la cocina mediterránea, como el gazpacho, salmorejo o sopas.