universidad de Tarragona
Sin categoría

El aceite de oliva reduce el síndrome metabólico

Una nueva virtud de la dieta mediterránea puesta de manifiesto por varias universidades españolas.

La Universidad Rovira i Virgili de Tarragona ha publicado un estudio que indica que la dieta mediterránea, con frutos secos y aceite de oliva puede llegar a revertir el síndrome metabólico, enfermedad que puede propiciar problemas cardiovasculares o diabetes.

Dicho estudio, efectuado a 5.800 personas de 55 a 80 años durante cerca de 5 años se engloba dentro del proyecto Predimed, participado por 16 universidades y centros de investigación. Predimed estudia cómo afectan los alimentos y los platos de la dieta mediterránea en la prevención primaria de enfermedades cardiovasculares.

El síndrome metabólico se asocia a la obesidad abdominal, tensión arterial alta y falta de colesterol “bueno” (Lipoproteínas de alta densidad HDL); Todos estos problemas propician enfermedades del corazón y, además, casi un 64% de los participantes tenían síndrome metabólico al iniciar el ensayo clínico.

Durante los casi 5 años que ha durado el experimento, un grupo aleatorio siguió una dieta mediterránea típica, complementada con acetite de oliva virgen extra, otro grupo siguió la misma dieta complementada con frutos secos y el grupo de control siguió una dieta baja en grasas. Los investigadores descubrieron que los dos primeros grupos pudieron reducir el perímetro de la cintura (obesidad abdominal) y la glucosa en sangre y, además, que el 28% de los mismos ya no padecían síndrome metabólico o habían mejorado su situación de manera muy notable.

Sin embargo, según el doctor Jordi Salas-Salvadó, uno de los autores del estudio. “esta dieta no parece reducir el número de nuevos casos de síndrome metabólico aparecidos en el tiempo si se compara con una dieta baja en grasa”.

El síndrome metabólico afecta al 25% de la población adulta de los países desarrollados, y comporta un aumento del riesgo de diabetes, enfermedades de corazón y mortalidad.