aceite de oliva controla diabetes
Aceite de oliva,  Salud

El aceite de oliva y la diabetes

aceite de oliva control de diabetesNumerosos estudios han demostrado que el aceite de oliva puede controlar la diabetes.

La diabetes, por desgracia, hoy día es una enfermedad poco rara. Se debe a que el organismo produce poca insulina, lo que provoca que en el organismo se produzca un desorden glucémico. La diabetes, junto con otras enfermedades, aumenta año tras año, debido al sedentarismo y al cambio de dieta.En lo que respecta a la dieta se ve un aumento en el consumo de grasas saturadas y la disminución de ácidos grasos N 3 provenientes de algunos vegetales y de los pescados combinado con el aumento de ácidos grasos N 6 provenientes de semillas.

Sin embargo han ido saliendo a la luz investigaciones que indican que en una dieta mediterránea rica en el consumo de aceite de oliva virgen extra, se reducen los niveles de glucosa en sangre, aparte de reducirse el nivel de colesterol y triglicéridos, así como también se reducen las necesidades de insulina.

Se ha comprobado que el consumo del aceite de oliva virgen extra en personas sanas, hace que desciendan los niveles de glucosa. Por lo tanto el aceite de oliva de calidad virgen extra es tan bueno para reducir el riesgo de padecer  diabetes como para ayudar a reducirlo en personas enfermas de diabetes. El aceite de oliva ayuda a utilizar mejor la glucosa por parte de las células de nuestro organismo y mejora también la sensibilidad a la hormona, con lo que se evita el agotamiento del páncreas y hace que se prevenga esta enfermedad en el futuro.

Con respecto a las personas que ya padecen diabetes, gracias a las grasas monoinsaturadas que posee el aceite de oliva, hace que se controle mejor la diabetes.

Alimentarse de manera sana, ya no solo con respecto a la ingesta del aceite de oliva, sino a la dieta en general, es muy importante para tener la glucosa a niveles adecuados. Si padeces diabetes, es especialmente indicado que controles sanamente tu dieta, y a ser posible cuídate mediante la dieta mediterránea.

El aceite de oliva contiene ácido oleico, beneficioso para las arterias. Aporta vitaminas A, D, K y E y además hace que nuestro organismos absorba mejor los minerales como el calcio, el fósforo, el zinc  o el magnesio.

Tomando aceite de oliva virgen extra no solo conseguiremos beneficios en el control de la diabetes sino que también conseguiremos muchos otros. Nuestra piel por fuera, nuestro corazón y el colesterol son algunos de los innumerables beneficios del aceite de oliva virgen extra.

Por tanto, una dieta mediterránea basada en el consumo de aceite de oliva, acompañada de ejercicio nos aporta  un mayor control sobre la diabetes aparte de numerosos beneficios, siempre y cuando nuestro consumo de alimentos y bebida sea moderado.