enjuague bucal con aceite de oliva
Aceite de oliva,  Salud

Enjuague bucal con aceite de oliva

El enjuague bucal con aceite de oliva, popularmente conocido como “oil pulling”, es un remedio para la salud oral y la desintoxicación. Requiere el uso de aceites puros (como el aceite de oliva virgen extra) como agentes para extraer bacterias nocivas, hongos y otros organismos de la boca, los dientes, las encías y hasta la garganta. También se utilizan otros aceites como el ajonjolí, aceite de coco o aceite de girasol.
enjuague bucalLa desintoxicación con aceite es un remedio antiguo de la India que utiliza sustancias naturales para limpiar y desintoxicar los dientes y las encías. Tiene el efecto  añadido de blanquear los dientes de forma natural e incluso es beneficioso en la mejora de las encías y la eliminación de las bacterias nocivas.

Muchos son los beneficios que podemos obtener, como por ejemplo:

  • El fortalecimiento general de los dientes, las encías y la mandíbula.
  • La prevención de enfermedades en las encías y la boca, como las caries y la gingivitis.
  • Prevención para el mal aliento
  • Un remedio holístico para disminuir el sangrado de las encías.
  • Prevenir la sequedad de los labios, boca y garganta
  • Posible tratamiento holístico para el dolor general en el área de la mandíbula.
  • Blanquear los dientes.
  • Mejora el aspecto y salud de tu boca en general.
  • Ayuda a reducir la cantidad de gérmenes tanto en los dientes como en la saliva
  • Estos aceites también, posiblemente, ayudan en la reestructuración celular, y están relacionados con el buen funcionamiento de los ganglios linfáticos y otros órganos internos.

La forma de hacer el enjuague bucal es colocando el aceite de oliva prensado en frío, en la boca, moviéndolo en el interior con la lengua aproximadamente durante 10-15 minutos y luego escupirlo. Es importante no tragar el aceite, ya que contiene un concentrado de toxinas, virus y bacterias. Podemos enjuagar la boca varias veces con agua para retirar los restos y terminar con un cepillado con pasta dental. Es conveniente hacer este proceso de enjuague bucal mínimo una vez al día