Salud

Hoja de olivo

Hoja de olivo y sus beneficios.

De sobra conocemos las propiedades de la aceituna, pero lo que no conocemos es que también la propia hoja de olivo tiene beneficios para nuestra salud.

Del olivo no se puede desperdiciar nada. Las hojas, la aceituna en incluso la corteza del olivo tienen propiedades beneficiosas para la salud. El propio aceite que se obtiene junto con la dieta mediterránea es base para una dieta saludable. Y a partir de ahora conoceremos las propiedades de la hoja de olivo y sus usos para aprovecharnos de sus beneficios.

hoja de olivoSin embargo aunque creamos que estas propiedades son novedosas, ya se conocían desde el Antiguo Egipto, donde se usaba la hoja de olivo como complemento para un mejor funcionamiento arterial, cardiovascular e inmunológico. Desde Egipto hasta hoy día, se ha usado en otras épocas para bajar la fiebre o como tratamiento para la malaria.

Actualmente se sabe de sus aplicaciones y de sus propiedades. Ya se vienen usando desde hace un tiempo el extracto de la hoja de olivo y se está estudiando más a fondo sus propiedades arteriales, cardiovasculares e inmunológicas.

Hasta ahora, en distintos estudios, se ha demostrado que la hoja de olivo es beneficiosa en enfermedades causadas por virus, retrovirus, bacterias o protozoos, que son las causantes de enfermedades como el resfriado común, la gripe, herpes, meningitis, neumonía, tuberculosis, hepatitis, diarrea, infecciones urinarias y quirúrgicas entre muchas otras enfermedades.

Todos estos beneficios se deben a un componente de la hoja de olivo, la oleuropeína, que protege al mismo olivo de contraer enfermedades. Este mismo compuesto sea demostrado sus propiedades beneficiosas en animales sobre los que se ha estudiado. En estas investigaciones se ha visto como la sangre fluye más diluida y por consiguiente controla las arritmias. Así mismo se ha demostrado que dentro de la oleuropeína contiene ácido elenólico, que se encarga de controlar las enfermedades causadas por virus, bacterias y demás antes mencionadas.

Pero no solo se usa cuando ya se ha contraído la enfermedad, sino que también se usa como método preventivo.

En resumen, la hoja de olivo tiene propiedades vasodilatadoras, laxantes, alivia la fiebre, es diurética, hipocolesterolémica, astringente y otras menores.

Sin embargo hay que andarse con ojo a la hora de usar la hoja de olivo, pues puede alterar el epitelio gástrico y debe tomarse necesariamente con la ingesta de comidas.