jabon aceites maeva
Belleza

Jabón con Aceites Maeva, las recetas clásicas para fabricarlo

Uno de los jabones más sanos para nuestra piel es el casero con aceite de oliva. Existen diferentes recetas para fabricar comodamente en casa este tipo de jabones. En este post te enseñamos a aprovechar todos los beneficios de aceites Maeva aplicados a la cosmética artesanal.

HISTORIA DEL JABÓN Y SU FABRICACIÓN CON ACEITE DE OLIVA

No existe un registro documental de cuando se empezó a fabricar jabón con o sin aceite de oliva para el aseo personal. Se sabe que los primeros jabonesexistieron desde una época temprana de la historia.

Hay indicios de que es posible que fuesen los egipcios los primeros que fabricaron jabones de forma artesanal a gran escala. Para la fabricación de estos jabones mezclaban álcali y aceite de oliva virgen. Los egipcios aprovechaban las olivas para distintas utilidades, no solo para fabricar jabón. Un ejemplos son el uso de aceites para iluminar el famoso templo de Ra o la unción de las momias.

jabon aceite maeva egipto

En diferentes estudios arqueólogicos se ha podido constatar que 2800 años antes de Cristo se fabricaba un jabón en base a cenizas y una masa de grasas hervidas. Se supone que es la base de los jabones, que evolucionarían a partir de esa masa inicial añadiendo componentes para hacerlos más aromáticos.

Se especula en que la civilización romana aprendió a fabricar jabones de los celtas. Fue con el Imperio Romano cuando se expandió la fabricación de jabones para aseo personal. La masa de grasas y cenizas original acabó convertida en una masa que llevaba sal y esencias aromáticas. En el siglo II podemos encontrar escritos médicos, como los del mismísimo Galeno, sugiriendo el uso del jabón como medio preventivo antes infecciones y enfermedades, basandose en la higiene personal y el lavado de la ropa.

Aunque se extendió la fabricación de jabones, todavía no estaban al alcance de todos,siendo un producto para las clases más pudientes de la época. No fue hasta el siglo XIX cuando se industrializó la fabricación del jabón, abaratando así su coste y haciendolo accesible a la población en general.

ACEITE DE OLIVA Y JABÓN, LA COMBINACIÓN PERFECTA

En el mediterráneo los olivos y la fabricación del aceite de oliva es una tradición ancestral. La materia prima crece con facilidad en los campos de los países que componen esta región mundial. Además del aceite de oliva otros materiales como la ceniza de las algas marinas crecen en las costas. Por lo que es fácil pensar que fue aquí donde se establecieron grandes industrias de la fabricación del jabón con aceite de oliva.

SAPONIFICACIÓN

La saponificación es un proceso químico que da origen a la fabricación del jabón. Es un proceso que se conoce desde los orígenes del jabón. Este proceso es el más utilizado a nivel mundial. Podemos ver su proceso químico en el siguiente gráfico:

saponificacion

Lo que se describe es como el ión del sodio o del potasio de la base usada provoca la hidrólisis de los ácidos grasos del triglicérido.

Es cuando los ácidos grasos libres se fusionan con el sodio o el potasio formando las moléculas del jabón.

Bases utilizadas:

Hidróxido de potasio: KOH; potasa caústica, se utiliza para conseguir una textura de jabón líquida. Para este tipo de jabones el agua es esencial, ya que actua como catalizador del proceso. Sin agua no habría saponificación.

Hidróxido de sodio: NaOH; soda o sosa caústica, se usa dar textura y solidez a los jabones,como es el caso de los que se presentan en pastillas.

¿CÓMO FUNCIONAN LOS JABONES SOBRE LA SUCIEDAD?

Cuando se aplica jabón sobre suciedad actua como un agente surfactante. Eso quiere decir que disminuye la tensión superficial de un líquido o sobre la superficie de contacto entre dos fases.

Hemos dicho antes que los jabones combinan una serie de grasas, por lo que resulta chocante que puedan limpiar. La explicación la volvemos a encontrar en la química.

El jabón tiene un carácter bipolar. Esto quiere decir que uno de sus polos es  liposoluble lo que le permite adherirse a la molécula de grasa y disolverla. El otro polo es hidrosoluble;es decir, tiene reacciona con el agua.

Por este motivo una mólecula de jabón puede unir dos sustancias que por si solas no se mezclarían, como es el aceite y el agua. Al ser soluble en ambos, grasas y agua, permite que las grasas se disuelvan formándose una emulsión.

LAS CANTIDADES DE LA RECETA DEL JABÓN

Para entender que cantidades se usan en las recetas de jabones es necesario que hablemos del índice de saponificación o de Koettsdorfer, del aceite.

Se trata de un índice que expresa los miligramos de Hidróxido de potasio (KOH) se necesitan para saponificar un 1 gramo de grasa, considerando su peso molecular.

Este índice dependerá entonces de la grasa o aceite que usemos para fabricar el jabón. Cuando se utiliza hidróxido de sodio (NaOH) como base en lugar de hidróxido de potasio (KOH), es necesario hacer una conversión. Todos estos valores hoy en día son más que conocidos, por lo que es fácil hacer una estimación.

Cualquiera de los aceites Maeva de oliva poseen un índice de saponificación de 0,190 Hidróxido de potasio (KOH) y 0,135 para Hidróxido de sodio (NaOH).

Para fabricar 5 kg de jabón utilizando aceites Maeva virgen como única grasa, entonces los cálculos son así:

5kg * 1000= 5000 (Pasamos los kilos a gramos para hacer las cuentas)

5000 g * 0,135 (si usamos NaOH) = 675 g de NaOH

Para fabricar un jabón que hidrate y no reseque la piel lo suyo es dejar un poco de sobre-engrasado para obtener jabones más suaves. En la fabricación de jabones para uso cosméticos de utiliza entre un 5-8% de sobre-engrasado.

Para hacerlo, multiplicamos la cantidad de NaOH (o KOH) por el porcentaje de sobre-engrasado que deseamos y ese valor se resta del total:

675 g de NaOH * 7% = 47 g

675 g – 47 g = 628 g de NaOH ( para un sobre-engrasado del 7%)

Si hacemos el cálculo de forma directa:

675 g * 93% (ya restado el 7%) = 628 g de NaOH

Se utiliza un 30% de agua del total de las grasas empleadas:

628 g * 30% =189 cc de agua.

ELEGIR LOS MEJORES INGREDIENTES

Como si de una receta de cocina se tratase, para fabricar un buen jabón debemos elegir los mejores ingredientes. La mayoría de jabones incluyen en su receta el uso de aceites. El motivo por el que se usan aceites es muy sencillo, las virtudes del jabón resultante van directamente relacionadas con las materias primas que usemos.

Si usamos aceite de oliva virgen obtendremos una serie de cualidades muy deseadas, como la hidratación del jabón resultante.

Hay que conocer los ácidos grasos que componen los aceites que se usen para intentar conseguir un equilibrio entre la espuma, la textura y la emolencia del jabón resultante. Nosotros os damos más adelante la receta para fabricar jabón con aceites Maeva.

MÉTODOS CASERON DE FABRICACIÓN DE JABÓN CON ACEITE DE OLIVA

Las recetas para fabricar jabón que dejamos están basadas en el método frío. Se trata de la técnica más usada para fabricar jabones, y a la vez es la más sencilla.

Habría que realizar los siguientes pasos:

1) Calentar el Aceite: Debemos poner el aceite y la soda o sosa a la misma temperatura, por eso, es muy importante calentar el aceite hasta los 40ºC

2) Preparación de la Soda Cáustica: Tras pesar correctamente los ingredientes se irán añadiendo unos con otros y agitando a la vez. No debemos hacerlo de una sola vez, y sobre todo no debemos mezclar la soda caústica con agua.

El Agua se calienta por la reacción exotérmica cuando la mezclamos con el NaOH. Hay que dejar que la temperatura baje hasta  que aproximadamente alcance los 40ºC. Notaremos que se enfría porque la mezcla se aclarará.

3) En este tercer paso produciremos la saponificación. Con un termómetro podremos comprobar que las temperaturas sean iguales, se debe ir agregando la solución cáustica al recipiente con el aceite, agitando constantemente.

4) Cuando el aceite se transforma en jabón se produce lo que se denomina “trazado”. La masa de jabón en este paso tiene una gran viscosidad y quedan huellas en la superficie si la tocamos con una cuchara. Es en este momento cuando podemos mezclar con la base aditivos aromáticos como flores secas, o esencias.

5) Con esta masa podemos darle forma usando moldes. Hay que cubrirlos con plástico y también con una toalla para mantenerlo templado.

6) A las 24 horas, con el jabón ya frío podemos sacar las piezas de cada molde.

7) Por último hay que airear los jabones, para que alcancen su grado optimo de humedad. Se pueden guardar envueltos en papel de seda para que no pierdan sus propiedades aromáticas.

FABRICANDO JABÓN CASERO CON ACEITES MAEVA

A este jabón con aceite de oliva también se le conoce como el jabón de castilla. Se trata del primer jabón de tocador de lujo. Mientras que los demás jabones se hacían con grasas de animales, en España, en la región de Castilla se prensaba aceite de oliva virgen, como el que fabrica aceites Maeva en la actualidad.

Al usar aceite de oliva se obtiene un jabón de textura más cremosa, con propiedades positivas para la salud de nuestra piel como la hidratación.

Originalmente se usaba como grasa el aceite de oliva totalmente. Es decir, era la única grasa de este jabón, el problema es que un jabón así no hace demasiada espuma. Este es el motivo por el que en la actualidad se mezcla industrialmente la mitad de aceite de oliva virgen y la otra mitad de aceite de coco, que además es más económico.

La receta para un 1 kilo de jabón de castilla (con mitad de aceite de oliva de aceites Maeva)

500g de aceite de oliva

500g de aceite de coco

152 g de NaOH

300 cc de Agua


JABÓN CON ACEITES MAEVA Y LAVANDA.

La receta sería la siguiente:

  • Aceite de oliva 400g
  • Aceite de coco 250g
  • Aceite esencial de lavanda 40g
  •  Aceite de palma 350g
  • NaOH 148g
  • Agua 360g

JABÓN CASERO CON ACEITE DE OLIVA MAEVA,AVENA Y LECHE DE CABRA.

  • Aceite de coco 500 gr
  • Aceite de oliva Maeva 500 gr
  • 100 gr. de avena
  • 100 g. de miel
  • 148 g de NAOH
  • 300 cc de agua.
  • 2 cucharadas de leche de cabra en polvo.

Pasos para fabricar el jabón:

  • Debemos mezclar el aceite de oliva virgen de aceites Maeva en una olla junto al aceite de coco y calentar la mezcla a 40 ºC
  • Disolvermos el NaOH en el agua. Habrá que esperar que la temperatura baje hasta los 40ºC
  • Mezclar el NaOH con los aceites. Batir para igualar las temperaturas.
  • Debemos llegar al punto de “trazado”, para ello agregamos la avena y seguimos mezclando.
  • A la masa añadir la miel y la leche en polvo. Mezclar todo bien.
  • LLevar la masa resultante del jabón a los moldes
  • Colocar una toalla por encima y reservar en un lugar aireado durante 24 horas.
  • Desmoldar y dejar reposar, en un lugar seco, durante 4 semanas más.

Esperamos que os haya resultado interesante como fabricar Jabón con Aceites Maeva

Fuentes:

1. El olivo, el aceite y la aceituna. Consejo Oleícola Internacional.

2.Bailey, A. 1984. “Aceites y grasas industriales”. Ediciones Reverté

3.Spitz, l. 2016. Soap Manufacturing technology. AOCS PRESS. 308p