propiedades de los aceites Maeva
Aceite de oliva,  Salud

Maeva, calidad para todas las edades

Calidad en todas las edades gracias al aceite de oliva Maeva en la dieta.

Hay ciertos alimentos que no pueden faltar en la dieta en todas la edades y uno de ellos es el aceite de oliva virgen extra Maeva.

Es muy importante que la ingesta de aceite de oliva sea de primera calidad, prensado en frío y obtenido de la primera presión.

El aceite de oliva es un ingrediente básico no solo en la dieta del niño sino también en la dieta de mayor y en cualquiera de las edades en las que te encuentres.

Posee cantidades de  beneficios y no vamos a tener problema en introducirlo en nuestra dieta mediterránea pues hay una inmensidad de recetas elaboradas con este ingrediente.

No solo nos aporta beneficios a nivel de salud sino que también aportará un grado más a nuestra belleza exterior. Es rico en ácido oleico, es decir, que es monoinsaturado, lo que aportará grandes beneficios a nuestra lucha contra el colesterol. Además, es antioxidante e hidratante, lo que hará que nuestra piel luzca más joven y nuestras uñas más fuertes. Por último destacar el efecto de brillo que aporta a nuestro cabello.

Como puedes comprobar son todo ventajas, lo único que debes cuidar en como ocurre en casi todos los alimentos en no tomar en exceso, puesto que tiene bastantes calorías y puede engordar (ojo: no pienses que engorda en cantidades normales, de hecho se usa para dietas de adelgazamiento).calidad

El efecto del aceite de oliva en adultos está más que comprobado, pero nos queda preguntarnos si tiene el mismo efecto en nuestro bebé o si es aconsejable o no… pues bien, el aceite de oliva virgen extra en la dieta de nuestros bebés es igualmente aconsejable, ya que contribuye  a que asimile mejor el calcio que toma en los alimentos o en la leche, lo que hace que nuestro bebé crezca sano y fuerte. De esta forma podemos dar aceite de oliva con total seguridad ya que gracias a la vitamina E que posee hace potenciar el efecto antioxidante de este gran alimento.

Si tu bebé no acepta desde un primer momento el aceite de oliva, prueba a introducirlo en forma de aceite de oliva para bebé, que se vende en el mercado y tiene un sabor más suave. Si lo va aceptando, prueba a darle aceite de oliva normal pero que sea suave y de ahí ve probando si le gusta más fuerte de sabor o más picante. El caso es introducirle a tu bebé este alimento agregándole en su comida una cucharadita de aceite de oliva diariamente.