Mascarilla-de-yema-de-huevo-aceite-y-miel
Belleza

Mascarillla de aceite de oliva

Mascarilla de aceite de oliva que cuida tu cutis de una forma natural.

La mascarilla de aceite de oliva cuidan la piel sin ningún tipo de producto dañino o tóxico. EL aceite de oliva es un producto natural que aporta muchos beneficios tanto a nivel externo como interno.

El aceite de oliva se viene usando desde tiempos remotos, más en concreto desde Egipto. En esta época se preocupaban bastante por el aspecto de la piel. Desde entonces elaboraban cosméticos y remedios naturales medicinales a base de aceite.

El motivo por el cual el aceite de oliva no es agresivo para la piel es porque se asemejan ambos en sus estructuras químicas. Por lo tanto gracias a ello respeta al máximo la piel y ayuda a cuidarla.

Actualmente se cuentas con infinidad de recetas con aceite de oliva para cuidar la piel. Una de estas recetas y sus variantes se centran en las mascarillas faciales. Estas recetas se pueden hacer en casa de forma totalmente natural y sencilla.

Para su elaboración lo ideal es añadir aceite de oliva virgen extra que tiene más propiedades, pero si no se tiene en ese momento en casa de puede usar aceite de oliva normal.

  • Mascarilla de aceite de oliva y aloe vera.

Mascarilla de aceite de oliva y aloe veraBasta con cortar una hoja de aloe vera. Se obtiene de esta hoja su gel y se deposita sobre un bol. Se tritura con un tenedor este gel y se le añade la cantidad necesaria de aceite de oliva como para que al mezclarlo quede una masa untuosa. Esta masa se aplica sobre el rostro, se deja actuar 25 minutos y se retira con agua tibia y jabón.

  • Mascarilla de aceite de oliva y yogurt.

Con tan solo mezclar una cucharada de aceite de oliva con dos de yogurt, se obtiene una mezcla. Esta se aplica sobre el rostro y se deja actuar durante 20 minutos. Una vez transcurrido el tiempo se retira con agua tibia y jabón.

 

 

  • Mascarilla de aceite de oliva y huevo.

Se casca un huevo y se reserva la clara. A esta clara se le añaden dos cucharadas de aceite de oliva. Se mezclan bien con un tenedor y se aplica sobre el rostro. Esta mezcla se deja actuar durante el tiempo que dure fresca. Una vez se seca se retira con agua tibia y jabón.