alimentación saludable, piramide, alimentaria
Aceite de oliva,  Salud

Publicada guía de alimentación saludable

El pasado 22 de noviembre en la Real Academia Nacional de Medicina (Madrid) se presentó una nueva Guía de la Alimentación Saludable. Esta guía pretende ser útil a los profesionales sanitarios y al público en general y ayudarles a entender los beneficios de una alimentación y hábitos saludables. Como no podía ser menos, el aceite de oliva virgen extra ocupa un lugar destacado en la base nutricional.

Esta guía está basada en pruebas científicas y todos los autores de la misma son nutricionistas o personal sanitario.

La guía no pretende que rompamos con nuestro modelo alimentario actual, mas bien intenta ayudarnos a organizar mejor y controlar nuestra dieta actual. Nos ayudará a elegir correctamente los ingredientes de nuestros platos, dónde comprar, cómo cocinar las recetas, conservar los alimentos, etc. Incluye también un apartado para que sepamos interpretar las etiquetas, de modo que sepamos exactamente qué significan los valores que aparecen en el etiquetado de la comida que compramos.

Recomendaciones de la Guía de la Alimentación Saludable

guia, alimentacion, saludable, piramide, alimentaria
Portada de la guía

Entre la información que incluye podemos destacar que la dieta mediterránea tradicional aporta beneficios notables a la salud. Es, por tanto, la opción ideal para prevenir enfermedades crónicas.

Es recomendable comer cinco veces al día, sin picar entre horas. También es bueno es mejor comer alimentos poco procesados en nuestra dieta habitual. Conviene también comer alimentos estacionales en cada momento del año, intentando siempre respetar la pirámide alimentaria.

En la base de esta pirámide se encuentran los alimentos que deberían consumirse a diario: Los cereales integrales, las leguminosas tiernas, las patatas, las verduras, las hortalizas, las frutas, los lácteos y, por supuesto, el aceite de oliva virgen extra.

También hay otros alimentos que deberíamos consumir varias veces por semana. Los pescados y mariscos, las carnes blancas, huevos, y legumbres. Las carnes rojas, embutidos, dulces y bebidas fermentadas sólo debemos consumirlas ocasionalmente.