reciclaje del aceite de oliva
Aceite de oliva,  Salud

Reciclar el aceite de oliva

El aceite de oliva puede ser reutilizado como lubricantes, jabones, cremas, velas y combustibles ecológicos

reciclaje del aceite de olivaEl mayor productor de aceite de oliva en el mundo, es España, y más de 450 millones de litros se consumen en los hogares. Esto hace que cuando hay que deshacerse de los residuos generados por el aceite de oliva, al perder sus propiedades, se convierta en un gran problema medioambiental. El desagüe del fregadero, el inodoro o la basura, son las vías de escapes más común que se utiliza, ocasionando graves problemas en el alcantarillado, los fregaderos, y el funcionamiento de las estaciones depuradoras llegando la mayor parte a ríos y acuíferos con consecuencias catastróficas ambientales. Se estima que un litro de aceite usado puede llegar a contaminar hasta 10.000 litros de agua. Paradójicamente, este residuo, bien tratado, puede ser reutilizado en la producción de lubricantes, jabones, cremas, velas, ceras, barnices, pinturas y, sobre todo, para la elaboración de combustibles ecológicos, lo que convierte la acción del reciclado en un gesto doblemente limpio, porque estos carburantes biológicos aminoran hasta en un 50% las emisiones contaminantes en relación con el combustible normal.

El barómetro del CIS constata que los españoles están más preocupados por la corrupción, el paro, la sanidad, las pensiones o los asuntos relacionados con la juventud que las cuestiones medioambientales, quizá por ello, dos de cada tres litros de aceite de freír siguen terminando en el fregadero. Aunque muchos lo ignoren, es un atentado ecológico.

Otro de los motivos por el cual no se recicla el aceite usado, es por la dificultad de acceder a un punto limpio donde dejarlo. Quizá un buen plan de concienciación y una amplia red de recogida sería una buena solución para mucho de los ciudadanos. Será algo que agradezcan nuestro sistema de desagües, tuberías y depuradoras, pero sobre todo un medio ambiente con el que debemos convivir en armonía. Cada agresión a la naturaleza es un acto de violencia contra nosotros mismos. Las consecuencias de verter por el sumidero nuestra responsabilidad para con el medio natural a la larga sale caro. Por eso tiene tanta importancia la cultura medioambiental.