Aceite de oliva,  Aceites Maeva,  Salud

Relajación con aceites Maeva

Relajación a base de remedios naturales con recetas de fácil elaboración.

Los usos del aceite de oliva son muy amplios, desde lociones hidratantes, hasta lubricantes naturales, pasando por el cuidado del cabello y de los pies. Se puede usar para reparar la piel de quemaduras, cicatrices, etc. Sin embargo, a continuación veremos el uso del aceite de oliva como método relajante.

El aceite de oliva Maeva tiene un alto contenido en polifenoles, lo que hace que sea un producto eficaz contra el envejecimiento ya que es un antioxidante en potencia. De igual manera pasa con su elevado contenido en vitaminas A,B,C,D y E.

El uso del aceite no solo como ingrediente culinario sino como también como cosmético se viene dando desde épocas antiguas, desde la misma grecia incluso o desde la época romana.
El aceite al aplicarlo como loción para masajes, aporta al cuerpo sensación de relajación. En casos de dolores provocados por reumas, tendinitis o varices, hace que al aplicarlo se vea disminuida la intensidad del dolo o llegue a desaparecer.
Aunque en el mercado del aceite de oliva viene en envases especiales para masajes, también tenemos el aceite de oliva virgen extra en estado puro. La única diferencia entre ambos productos es el aroma y el precio.

Por otro lado, al ser aplicado mediante masajes, mejora la circulación de la sangre, lo que provoca que el cuerpo o zona masajeada se relaje. Así mismo, el masaje hace que se elimine la retención de líquidos. Con un buen masaje conseguiremos que se reduzca el estrés, nos relajemos mentalmente y de paso luzcamos una piel radiante.

A parte del masaje, el aceite que usemos es esencial para mejorar los efectos de este. Así que a continuación tiene algunas recetas para realizar tus propios masajes en casa.

Relajación MaevaRelajación en caso de migrañas:

En una botella de cristal, mezcla 50gr de flores de camomila con medio litro de aceite de oliva virgen extra. Deja que macere durante 15 días. A la hora de darte el masaje, filtra el aceite para que no queden restos de flor de camomila y masajea en la zona de la nuca y de la frente. Repite esta operación a diario hasta que notes alivio.

Relajación en caso de dolor de oídos:

Sobre un algodón o sobre un bastoncillo de oídos, verte dos gotitas de aceite de oliva virgen extra  y masajea el interior del oído. Cuida de no penetrar demasiado, solo por la zona que queda más al exterior pues en el caso de profundizar mucho, ya sea con aceite o no, puedes dañar tu oído. Repite esta operación a diario hasta notar alivio.

Relajación en caso de dolores musculares:

Mezcla en una botella de cristal 100 gr de flores de jazmín y ¼ de aceite de oliva virgen extra. Deja macerar durante 15 días. Al usarlo, filtra la mezcla para que no queden restos de flores de jazmín y masajea la zona afectada. Repite esta operación a diario hasta notar alivio.

Relajación en caso de cansancio general muscular:

Mezcla en una botella de cristal medio litro de aceite de oliva virgen extra con 50 gr de flores de camomila, unas gotitas de aguardiente y un diente de ajo o dos si son pequeños. Deja macerar la mezcla durante 10 días. A la hora de usar filtra la mezcla. Para el alivio general, masajea con cuidado en espalda, pecho y pies, insistiendo en las plantas. Haz esta operación cada vez que te encuentres cansado.