Salud,  Trucos

Remedios caseros con aceites Maeva

Remedios caseros que se usaban desde hace mucho tiempo en los que ahorrarás dinero en cremas y lociones. La única diferencia que encontrarás es el olor en estado puro del aceite de oliva que no estará camuflado con esencias artificiales.

La importancia del aceite de oliva no solo se refiere a su uso en la cocina, sino que cada vez va adquiriendo más importancia en otros ámbitos. Es un ingrediente esencial en nuestra cocina y darle a nuestros platos un gusto exquisito, nos aporta innumerables beneficios a nuestra salud.

Pero a parte del uso culinario, destaca por su uso como reparador e hidratante del cabello, de la piel en general, de las uñas…

Ya desde la edad antigua, se conocía las propiedades curativas del aceite de oliva y de sus propiedades hidratantes y regeneradoras.

Estos remedios que vamos a ver a continuación vienen trasmitidos de generación en generación. Desde hace mucho el aceite de oliva se ha usado como hidratante corporal.

  • Remedios caseros contra el acné: Gracias a la mezcla de dos aceites, conseguiremos elaborar un tónico que ayudará en nuestrosremedios caseros cuidados contra el acné. En un bote mezcla 10 gotitas de aceite de lavanda con ¼ de aceite de oliva virgen extra. Agita bien y aplícalo con un suave masaje por la cara, evitando el contorno de ojos. A la hora de retirarlo, enjuaga con agua tibia. Si el aceite persiste, usa jabón especial para la cara. Repite este proceso todos los días, preferiblemente antes de acostarte.

Es especialmente recomendado el uso de jabón casero para el acné hecho a base de aceite de oliva.

  • Remedio facial: En el caso de que tu cutis luzca seco, mezcla un aguacate con aceite de oliva. Machaca bien para que el aguacate se deshaga. Aplícate esta mezcla y deja actuar durante 10 minutos. Después enjuaga la cara con agua tibia. Repite casi semana a modo de mascarilla y preferiblemente por la noche antes de acostarte.

remedios caseros

  • Remedios caseros anti-sequedad corporal: Vierte aceite de oliva virgen extra, preferiblemente usa aceite Maeva, que está comprobado que es de calidad virgen extra, en un bote con dosificador o un bote con spray. A la hora  de la ducha, en lugar de secarte con la toalla al salir, aplícate unas gotitas de aceite y masajea por el cuerpo hasta que la piel lo haya absorbido.

 

  • Remedios caseros contra la opacidad del cabello: Haz lo mismo que para el remedio de la piel anterior. Vierte aceite de oliva en un bote y déjalo para la ducha y para el cabello. Esta vez, aplícalo en el cabello antes de la ducha, masajea suavemente el cabello y deja actuar durante unos 10 minutos. Después lava tu pelo de la misma forma en que lo haces normalmente. De esta forma el cabello adquirirá un precioso brillo natural.

Un variante de este remado es mezclar dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra con dos cucharadas de mahonesa y un huevo. En este caso deja actuar una hora antes de lavarte el cabello.

 

  • Remedio fortalecedor de uñas: Todos los días antes de acostarte, sumerge las uñas en un recipiente o un bol con aceite de oliva virgen extra. Mantenlas sumergidas durante al menos cinco minutos. Al sacarlas, escúrrelas bien y date un masaje con el resto de aceite que te queda en las manos. Si no lo absorbe completamente ayúdate de un paño para retirar el exceso.

 

  • Remedios caseros para las quemaduras: Aplica aceite de oliva sobre la quemadura de manera muy suave. No lo apliques nada más haberte producido la quemadura, pues la piel debe respirar. De esta forma notarás alivio en la zona quemada y ayudará a la regeneración de la piel.