Aceite de oliva para combatir resfriados
Salud

Aceite de oliva para combatir resfriados

Aceite de oliva para combatir resfriados

En esta época del año sufrimos cambios bruscos de temperatura que favorece la aparición de resfriados o gripe. La forma de comer, el estrés o el cansancio pueden provocar que seamos más susceptibles a este tipo de enfermedades. Como consecuencia, causa malestar y complicaciones, sumado a la tos y a la irritación e inflamación de la garganta. Lo normal en estos casos, es acudir a nuestro médico de cabecera para que nos indique que fármacos son los adecuados. Pero existen multitud de remedios caseros para el catarro y estos síntomas, siendo el aceite de oliva el ingrediente básico para su elaboración.

Beneficios del aceite de oliva

Es un excelente remedio natural contra los resfriados y aportan una gran cantidad de beneficios para la salud. Los puedes utilizar ya sea por inhalación o por absorción en la piel.

El aceite de oliva es fuente de vitamina A y E y posee una óptima función lubricante. A demás en su composición se incluye el hidroxitirosol, un antioxidante que ayuda a destruir los radicales libres del organismo y a estimular el sistema inmunológico.

La consumición de una cucharada de aceite de oliva, resulta una forma sencilla de tratar la tos y remediar la irritabilidad de garganta. También se lo pueden tomar los niños, añadiendo un poco de azúcar para mejorar su sabor.

Remedios caseros con aceite de oliva

Una combinación de aceite de oliva virgen extra y limón puede optimizar el trabajo del hígado y contribuir a la desintoxicación del cuerpo. Estos dos ingredientes facilitan la expulsión de toxinas y desechos que obstruyen el funcionamiento hepático y, a largo plazo, afectan la salud. Es recomendable consumir en ayunas por las mañanas, ya que multiplica sus propiedades, porque sus nutrientes se absorben directamente.

El aceite de oliva actúa como laxante natural, especialmente cuando es consumido con el estómago vacío. También es un poderoso desintoxicante del organismo y reduce el colesterol bajando los niveles altos de grasas en la sangre. Alivia los problemas digestivos y ayuda a perder peso: el aceite de oliva en ayunas tiene efectos saciantes. Facilitan la transformación de los alimentos, impidiendo la absorción de grasas y azúcares nocivos.

El jarabe de aceite de oliva es un remedio excelente para combatir la tos de los resfriados y los malestares de garganta. Solo hay que mezclar ¼ de taza de aceite de oliva caliente con ¼ de zumo de limón y ¼ de miel. Se debe tomar una cucharada cada 2 horas aproximadamente.

Debes tener cuidado si se complica aún más los síntomas, es mejor que se consulte a un médico para que descarte cualquier otra patología.