Tratamiento para la rosácea con aceite de oliva
Aceite de oliva,  Trucos

Tratamiento para la rosácea con aceite de oliva

La Rosácea es una afección cutánea que produce inflamación y enrojecimiento de la piel de la cara. Las personas más susceptibles de padecer dicha enfermedad son los adultos, especialmente las mujeres entre 30 y 60 años, que tienen la piel clara. La Rosácea afecta solo al rostro y en especial a las mejillas, la frente, la barbilla y la nariz.

Los signos y síntomas típicos de la rosácea

  • Tendencia a enrojecerse o ruborizarse con facilidad
  • Granos y/o bultos en la cara
  • Piel muy seca, tirante incluso a veces con picor
  • Sensación de ardor o quemazón en el rostro
  • Enrojecimiento de las mejillas, la nariz, la barbilla y/o frente
  • Ojos llorosos, irritados o incluso con hinchazón de la zona de los párpados

Los síntomas de esta patología pueden minimizarse mucho con los cuidados adecuados, pero también puede empeorar si no la tratamos correctamente. Para controlar los brotes existen diferentes remedios caseros 100% naturales y fácil de conseguir.

Uno de estos tratamientos es con aceite de oliva. No solamente se utiliza como ingrediente en las recetas de cocina, sino que puede ser utilizado para diversos usos medicinales. Gracias a las innumerables propiedades que posee, van a ser muchos los usos que le podemos dar en nuestra piel. La piel solo necesita 3 únicas cosas para mantenerla sana: Limpieza, Hidratación y Protección.

Remedio casero con aceite de oliva

Este remedio casero ha ido evolucionando a lo largo de los años, y tras varios estudios se ha comprobado que es muy beneficioso para la piel ya que sus propiedades hacen que la piel quede hidratada y revitalizada.

Utiliza un algodón impregnado con aceite de oliva para pasarlo suavemente por el rostro. Deja actuar durante unas horas y enjuaga con abundante agua. Repite el proceso al menos 3 veces por semana.

El aceite de oliva ayuda a nutrir e hidratar la piel sin generar efectos adverso, ya que se trata de un producto natural. Ayuda a disolver la grasa negativa de la piel de la cara, eliminando la suciedad y las células muertas. Este fantástico ingrediente da un estado rejuvenecedor a nuestra piel dañada y seca.

Factores que contribuyen a la aparición de la rosácea

Para combatir la aparición de la rosácea es necesario evitar ciertos factores influyente en ésta enfermedad.

El Sol y los cambios de Temperatura

Los factores medioambientales como el frio y el calor supone un efecto negativo para la piel. Evita exponerte al sol en exceso y usa siempre una protección solar adecuada.

El Tabaco y la contaminación

Fumar y estar en entornos con humo empeora notablemente la salud de tu piel. El tabaco disminuye la oxigenación de los tejidos, esto limita el aporte de oxígeno y nutrientes, y empeora la microcirculación capilar. Siendo una de las principales causas del enrojecimiento facial.

Alcohol y cafeína

Las bebidas alcohólicas incrementan la dilatación de los vasos sanguíneos. Por eso, debes evitar abusar de su consumo, ya que a la larga puede hacer que nuestra nariz y mejillas acaben enrojecidas permanentemente.

Estrés emocional

El estrés es un desencadenante común de la rosácea. Hace que las reacciones y la inflamación autoinmunes sean aún peores. Un brote de rosácea provoca un estés adicional al individuo, que lo único que hace es empeorar la situación.

Dieta picante y comidas muy calientes

Las comidas picantes o muy especiadas y los alimentos con tiramina o liberadores de histamina (como quesos y lácteos, embutidos, chocolates…), afectan de forma principal al enrojecimiento facial. Lo ideal, es llevar una dieta equilibrada rica en ácidos grasos. Además de reducir la inflamación, los alimentos ricos en ácidos grasos poliinsaturados ayudan a mantener tu piel hidratada de dentro hacia fuera.

Cosméticos Inadecuados

Las pieles que sufren de rosácea pueden empeorar mucho si utiliza cosméticos inadecuados. Son pieles muy sensibles que no toleran ciertos ingredientes potencialmente irritantes. Elige ingredientes completamente naturales para aliviar cada uno de los síntomas.

El uso adicional de aceite de oliva puede ser útil en el cuidado de la rosácea, pero no está destinado a sustituir el tratamiento médico.