ungüentos
Salud

Ungüentos romanos, los actuales hidratantes de aceite de oliva

Ungüentos de aceite de oliva eran muy usados por los romanos en variadas ocasiones…a continuación conoceremos más sobre este aspecto que se mantiene hoy día con los mismos fines.

Los actuales ungüentos no se conocen como tal pero el aceite de oliva es un ingrediente que se usa actualmente no solo para la cocina sino también para cosmética o productos para la limpieza. Tiene tan múltiples usos porque a su vez tiene múltiples beneficios. Nos cuida no solo a nivel interno, sino también por fuera. Pero si volvemos atrás a lo largo de la historia, nos damos cuenta de que su uso viene desde tiempos muy remotos.

El aceite de oliva en época romana

Un claro ejemplo de ello es el uso del aceite de oliva en la época romana. El aceite de oliva, no solo se usaba para elaborar ungüentos, sino también para elaborar platos e incluso para ser usado como ingrediente para lámparas de aceite, las lucernas.

Es curioso que haya datos que cuentan cómo servía incluso de alimento a los esclavos. De hecho se han encontrado escritos donde se sugiere que la aceituna que caía al suelo se guardara para alimentar a los esclavos. Prueba de que el aceite de oliva era de uso común en la época, son las ánforas que se fabricaron con una forma especial, distinta a las del vino, por ejemplo.

Distintos tipos de aceite

Cuando se recolectaba la aceituna y se llevaba al lugar de producción, se depositaba en las tabulatum, estancias especiales dedicadas a este uso. El suelo estaba impermeabilizado y se construía con una ligera rampa para que la aceituna fuera soltando el alpechín. Este producto tenía un curiosos uso, como insecticida, herbicida y fungicida.

A partir de ahí, el proceso de obtención del aceite se hacía mediante sistemas tradicionales accionados por esclavos. Pero aun en aquella época, como hoy día, se distinguían distintas calidades de aceite.

El aceite que obtenían de mejor calidad se usaba para la elaboración de perfumes y para ofrendas religiosas.

El aceite de calidad intermedia era muy frecuente verlo en recetas gastronómicas. Para la gran mayoría de los menús se usaba aceite de oliva. De hecho, como había distintas calidades, se ajustaba a la economía de un gran número de hogares.

Los deportistas lo usaban también como ungüento antes de salir al exterior, ya que protegía del sol y aportaba un extra de hidratación. A parte de esto, servía para que los mismos deportistas curasen sus heridas. Precisamente este es uno de los aspectos que más se valora en el aceite de oliva, a parte del uso culinario.

El aceite hoy día

Actualmente se utiliza tambien como en época romana para numerosos fines gracias a sus conocidas cualidades nutritivas. No solo nos aporta beneficios a nivel de salud interior sino que también se usa para cuidar nuestro cuerpo por fuera pues tiene, entre otras, cualidades hidratantes.

En estos días no se llama ungüento, pero no por no llamarlos ungüentos deja de perder la finalidad y las ventajas que ofrecen. Cremas caseras y elaboradas en laboratorias usan el aceite de oliva como ingrediente principal para el cuidado de la piel.

El aceite por lo tanto, era un producto indispensable en la vida de los romanos, tal cual es hoy día.